La mayoría de las personas que compran una casa antigua sabe la importancia de que la casa sea inspeccionada para detectar cualquier defecto que pueda disminuir el valor de la casa. Sin embargo, las personas que compran una nueva casa en la que nunca se ha vivido, a menudo sienten que obtener una inspección es un gasto innecesario que simplemente no necesitan. Esto es un gran error por muchas razones:

 

No conoces los defectos en una casa recientemente construida

 

Cuando compras una casa de segunda mano que ya ha sido habitada, los vendedores pueden y están en la obligación de informarte sobre los defectos en sus casas. En una nueva casa, ninguna persona ha vivido en ella y por lo tanto, aún no se han identificado defectos en ella. Al tener una casa nueva inspeccionada podráa ser capaz de detectar las fallas en la casa de las que simplemente no estás preparado para enfrentar.

 

Problemas de código

 

La mayoría de las personas asumen que las nuevas casas se construyen para codificar que la casa no necesita ser inspeccionada. Sin embargo, necesitas tener en cuenta que los códigos de construcción se establecen al mínimo. Además, los inspectores de códigos de construcción son solo humanos y pueden pasar por alto violaciones en códigos de construcción que podrían afectar la funcionabilidad de la casa. Algunas violaciones de códigos de construcción que a menudo son pasados por alto incluyen de falla de aislamiento, techos inadecuados, fallas de ventilaciones y errores en el espacio de dos por cuatro y otros problemas similares que pueden hacer que esa nueva casa sea mucho menos solida de lo que esperas que sea.

 

Además, la construcción de edificios en diferentes áreas puede diferir mucho, mientras los códigos de construcción en varias áreas si toman en consideración los factores del clima y el viendo, los códigos no se pueden ajustar perfectamente a satisfacer las necesidades de cada región, lo que puede significar que una casa nueva puede cumplir con el código, pero puede que no cumpla con todas las necesidades del área.

 

Incluso si la construcción de tu nueva casa es perfecta y de alta calidad, un inspector puede identificar otros problemas como:

·        Problemas con tus unidades de calefacción y aire acondicionado

·        Problemas de cableado eléctrico

·        Baja presión de agua

·        Faltas de tomas eléctricas conectadas a la tierra adecuadamente

·        Falta de instalaciones de iluminación

 

Tener una inspección del hogar de esa nueva casa antes de comprarla puede identificar los problemas que el constructor puede solucionar. O identificar los problemas con los que estás dispuesto a vivir, pero es probable que tengas como resultado obtener la casa por menos del precio cotizado. En otros casos, los resultados de una inspección pueden ayudarte a tomar la decisión de buscar en otro lugar por una nueva casa.

 

Si, tener una casa nueva inspeccionada puede ser una tarea bastante costosa, pero al final de una inspección de ese tipo puede ahorrarte miles de dólares en reparaciones costosas si compras una casa nueva que presenta problemas que puedan poner en riesgo de que seas capaz de vivir en una casa segura y cómodamente.

 

Eddie LaRosa y el funcionario de bienes raíces de Miami de EWM Realty International son especialistas locales que trabajan para proporcionar la información local más reciente.  Si desea comprar o vender en Miami, contáctenos hoy al 305-968-8397 o envíenos un mensaje.  Nos especializamos en el mercado de bienes raíces de Miami y nuestro conocimiento en el área ha ayudado a innumerables clientes de bienes raíces.

 

Póngase en contacto con nosotros hoy mismo si desea obtener más información sobre bienes raíces en Miami o si está buscando comprar o vender. El funcionario de bienes raíces de Miami es un especialista local y parte de la agencia número 1 en Miami Dade y el sur de la Florida, quienes han ayudado a numerosos clientes con necesidades de bienes raíces a lograr sus objetivos de bienes raíces.